Lema y objetivos

El lema que en este curso 2018-19 presidirá todo el trabajo de los centros educativos FEC es ¡Vive alegre!.(Live joyfully!)

La alegría es como el signo, el sello, la marca del cristiano. Un cristiano sin alegría, o no es cristiano o está enfermo. ¡No hay otra! ¡Su salud no va bien allí! La salud cristiana es ¡la alegría! Incluso en los dolores, en las tribulaciones, también en las persecuciones».

«La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento».

«Alegría, oración y gratitud son tres actitudes que nos hacen vivir de manera auténtica”. Un alma alegre es como tierra buena que hace crecer bien la vida, con buenos frutos».

 

(Papa Francisco)

 

La frase bíblica en la que nos apoyaremos pertenece al evangelio de Juan, y es la siguiente: 

 

“Que mi alegría esté en vosotros”(Jn 15,11)

(“That my joy might remain in you” (John 15,11)

 

Con la expresión ¡Vive alegre! queremos expresar que la alegría es una emoción fundamental de la persona que irrumpe en la propia vida, sin premeditación ni cálculo, teñiendo la existencia de un agradable sentimiento. No se trata de estar alegres en algún momento, no es cuestión de que algo nos haga sonreír en algún instante (que también), no queremos una alegría efímera y superficial. Como afirmaba Sófocles, la mayor alegría es la inesperada. No avisa, ni pide permiso, tampoco se atisba antes de hacer acto de presencia, es espontánea pero no irracional: siempre tiene sus razones, aunque a veces sean inconscientes y desconocidas. 

 

 Valor del curso 2018-19La Alegría

Este curso 2018-2019 el valor en torno al que nos vamos a organizar y desde el que vamos a evangelizar, educar, innovar, trabajar y celebrar juntos es la ALEGRÍA

 

Es evidente que cuando uno se atreve a asomarse a la realidad son muchos, incontables incluso, los motivos para no ser ni vivir alegres. Motivos para la tristeza hay unos pocos. Pero sería injusto e incoherente que los cristianos nos quedáramos solamente en ese análisis y no recordáramos nuestras raíces, nuestra misión, la cantidad inmensa de hombres y mujeres, situaciones, proyectos, hechos, logros y realidades que hablan, sobre todo, de ALEGRÍA

 

A los seres humanos no nos faltan motivos para la ALEGRÍA. Vivir alegres no ingenuamente. Vivir alegres, plenamente conscientes de que hemos sido creados para la ALEGRÍA y la felicidad plenas. En eso consiste vivir.  Y como afirmaba Pierre de Chardin, “la alegría es el signo infalible de la presencia de Dios”. 

 

La alegría de Jesús es el punto de referencia de la de los discípulos, aquella que le es propia a él: «Que mi alegría esté en vosotros», y que esta aumente hasta llegar a su plenitud (Jn 15,11). La fuente de esa alegría es el amor, por eso la exhortación precedente: «iPermaneced en mi amor!», amor que se expresa concretamente de la manera en que Jesús lo ha mostrado en su vida: «Como yo os he amado», amor que resume los «mandamientos de mi Padre». 

 

Por eso durante este curso vamos a trabajar todo desde el valor de la alegría. Un valor institucional. Pero no sólo un valor: un modo de estar y de trabajar, un modo de educar y evangelizar, un modo de enseñar y de aprender, un modo de soñar y de imaginar el mundo en el que vivimos y en el que queremos vivir, un modo de creer, de crear y de crecer. Un valor que condensa sueños, creencias, capacidades, actitudes, destrezas, habilidades, ideales, proyectos, herramientas, trabajo en equipo, inspiración, innovación, transformación… un valor que invita a vivir de una determinada manera. 

 

 

Objetivo general

Favorecer en nuestros centros educativos un clima participativo, lúdico y celebrativo que ayude a formar personas alegres, felices, contentas, positivas y que contagien ganas de vivir, personas que sean capaces de transformar el mundo en el que vivimos, siempre fundamentados en los valores del evangelio, de modo especial en la alegría del evangelio. 

 

Objetivos específicos

 

DIMENSIÓN MATERIAL, FÍSICA, BIOLÓGICA

 

DIMENSIÓN EMOCIONAL

 

DIMENSIÓN RACIONAL, INTELECTUAL

 

DIMENSIÓN SOCIAL, RELACIONAL

DIMENSIÓN INTERIOR, ESPIRITUAL, TRASCENDENTE

CON UNO MISMO

Experimentar cotidianamente los beneficios de ser y estar alegres. 

Tomar conciencia de que la alegría es una emoción fundamental y un proceso que también depende de mí.

Reflexionar sobre las propias razones para la alegría. Experimentar la alegría como una elección personal de vida.

Experimentar de modo personal la alegría de amar y ser amados, de tener amigos y de relacionarnos con otras personas.

Aprender a vivir la alegría que se nos presenta en el evangelio. 

Experimentar la alegría de conocernos, crecer y trabajarnos interiormente.

CON LOS DEMÁS

Salir de uno mismo, relacionarnos, compartir la propia alegría y disfrutar de la alegría de los otros. 

Concienciarnos de  que la alegría es un don y un bien que sólo es verdadero si es compartido y contagiado. 

Favorecer el aprendizaje y la praxis de la alegría en nuestras relaciones con los otros. 

Experimentar la alegría de la pertenencia a un grupo, de nuestras amistades y de las relaciones con otras personas. Poner el don de la alegría al servicio de los demás.

Descubrir en nuestras relaciones con los demás una fuente importante de verdadera alegría. 

Celebrar la alegría como un don de Dios que nos ayuda a ser mejores personas y a vivir más felices.

CON DIOS

Agradecer a Dios el don de la alegría con nuestras actitudes y acciones. 

Sentir y mostrar agradecimiento a Dios por el don de la alegría.

Entender la alegría de Jesús a través de su mensaje.

Descubrir en la Palabra de Dios la Buena Nueva como fuente de alegría para la Humanidad. 

Reconocer en Jesús un referente para vivir la alegría en relación con los demás.

Dar gracias a Dios por ser motivo de alegría para nosotros.

Descubrir en la alegría la presencia del Dios de Jesús. 

CON EL ENTORNO

Vivenciar la alegría en nuestro compromiso con lo que nos rodea. Mejorar la realidad desde una experiencia personal y grupal alegre. 

Valorar lo que nos rodea como un motivo y un medio para vivir alegres. 

Reflexionar sobre la importancia de vivir alegres y fomentar una actitud responsable y alegre en nuestra relación con lo que nos rodea. 

Valorar con alegría y de forma positiva el mundo que nos rodea.

Ser conscientes de la alegría de Dios en la creación.

 

 

Carteles para la ambientación de nuestro centro.

 

Los proyectos solidarios que a lo largo de este curso académico se van a realizar son los siguientes:

 

·       Recogida de tapones.

·       Recogida de ropa.

·       Huchas solidarias.

·       Trabajar con el Centro Contigo.

·       Trabajar con el Centro asistencial Betania.

·       Campaña de recogida de alimentos y juguetes en Navidad.

·       Operación Kilo/ Litro.

·       Tombolita solidaria.

·       Caritas.

·       Trabajar con la Asociación de la Medalla Milagrosa.

·       El Muro solidario.

·       Recogida de Productos de higiene.

·       Bocadillos y cenas solidarias en beneficio del proyecto "Café y Calor".

·       Trabajar con distintas Asociaciones y parroquias de la localidad.