Hoy iniciamos nuestro tiempo de Adviento, una oportunidad para dejarnos encontrar por el Señor de la Alegría